En el momento de escribir estas líneas, El Ambigú ha dejado de emitirse y está pendiente una resolución judicial que atañe a Diego A. Manrique y Radio Nacional de España [Actualización abril de 2013: En marzo de 2011 hubo sentencia en contra de RTVE por despido improcedente (véase aquí); la corporación recurrió infructuosamente (véase aquí)]. En este blog de oyentes de Radio 3, uno de varios, hemos seguido con especial atención el programa durante los últimos 6 años, sin que mediase vinculación profesional o personal con Manrique. Para quienes formamos radiotres.org, todo esto no deja de sorprendernos.

Conviene pararse y echar un poco la vista atrás para explicarlo: escuchar cualquier programa de esta emisora sin tener manos suficientes como para anotar ese tema que sonó mientras conducías, escribías en BASIC o tratabas de averiguar si la vecina se encontraba detrás de su cortina, producía más de un engorro. Con la ayuda de las cintas de casete, como aquella en la que te habían pasado Appetite for Destruction, grababas por fin el tema y cortabas en cuanto entraba la voz de Pérez Bryan, más que nada porque quedaba poco para que la cinta pasase de marrón a blanco. Posteriormente, te facilitarías la labor con un programador electrónico y grababas una hora entera o sólo la mitad si habías olvidado apretar el botón auto reverse al salir de casa.

Fast forward. Y resulta que con esto de internet se podían formar cuadrillas. Para hacer la tarea un poco más sencilla y, de paso, entretenernos, acotamos las sintonías a las que darles oídos y se vertieron las hojas anotadas de libretas en un monitor de 14" mediante herramientas que, tras convencernos de que el blog era el formato menos malo, deneno nos afiló y dejó a punto. En particular a este rincón llamado cariñosamente (según el día) ambiblog lo culminaron el cuidado de mapache y la marquesina cambiante de Neuk en su fachada final. Con el tiempo irían llegando los podcasts... y aún así continuará la dificultad para pillar el guachi guachi que ha emocionado al oyente. Los oportunísimos relevos de bettyboop y Custardoy (infatigable), los refuerzos de Dave y jspt, así como aportaciones como las de tim spall desde los comentarios, consiguieron que se subiesen los listados de canciones diarios del último tercio de, por lo de ahora, los 18 años de El Ambigú, el cual sólo había parado, que no cesado, cuando Manrique estuvo de baja por cardiopatía.

Es asombroso. Ni por asomo, si mostramos plena honradez, habría cabido esperar que el divertimento que supuso el ambiblog tuviese visos de constancia, ya no digamos de continuidad allende el propio programa (!). Bien, los mencionados colaboradores y la cuantía de visitas a la página así lo hicieron posible. Nuestro agradecimiento y saludo con el sombrero a todos estos compañeros, descifradores impertérritos, a algunos de los cuales tan sólo los conocemos por un seudónimo, pero a todos ellos por tener las orejas bien abiertas. Nos hemos divertido de lo lindo (de hecho, con el blog de Flor de Pasión así sigue siendo) y, quién sabe, tal vez volveremos.